Saltar al contenido

The Island

Introducción

Diriges un conjunto de valientes Navegadores, en una expedición a una exótica isla llena de riesgos y bienes. Súbitamente, el volcán que corona este exuberante arrecife, hasta la actualidad dormido, ¡ha entrado en erupción! La tierra empieza a tremer y la isla se hunde, lenta y también implacablemente, en el mar. Tienes que socorrer a tu conjunto si deseas ganar la partida. La meta del juego es hallar que tus Navegadores lleguen a tierra estable, con la más grande proporción de bienes viable. En el final de la partida, se sumarán los puntos (números impresos en la base) de los Navegadores que estén seguro, y el jugador con más puntos (que no posee por qué razón ser siempre el que más Navegadores salve), será el ganador. The Island, suspense, acción, aventuras… ¡y muchas risas aseguradas!

Portada

De este modo de directo se nos muestra este The Island, diseñado por el británico Julian Courtland-Smith, siendo este título una reimplementación del original Escape from Atlantis (un juego de 1982). Esta reedición fue lanzada por Stronghold Games allá por el 2010, aunque volvió a recibir un lavado de cara con ocasión de su 30 aniversario en el 2012. De las ilustraciones se ocupa David Ausloos, que ahora se ha solicitado del arte de otros juegos como Panic Station o bien Dark Darker Darkest, de los que además es creador.

El juego está distribuido en este país totalmente traducido a través de Asmodee (aunque el juego es totalmente sin dependencia del idioma, a salvedad del reglamento). Facilita partidas de 2 a 4 players, con una edad mínima sugerida de 8 años y una duración media aproximada de unos 45 minutos. El valor de adquisición sugerido es de 35 €. Para esta reseña se ha usado la edición de españa de Asmodee.

Contraportada

Sustancial: si ahora conoces el juego y/o bien solo te resulta interesante mi opinión sobre exactamente el mismo, puedes pasar de manera directa al apartado de Opinión. Los apartados Contenido y Mecánica están premeditados principalmente a esos que desconocen el juego y eligen hacerse un concepto general de cómo trabaja.

Proceder a la Opinión Personal

Contenido

En una caja de cartón de dos piezas (tapa y fondo), de dimensiones 32,6×30×5,7 cm. (no conozco una caja de dimensiones semejantes, se aproxima en altura al Alta Tensión, mas es más ancho), estamos con los próximos elementos:

  • Tablero (de cartón)
  • 40 Losas de Lote (de cartón)16 de Playa16 de Jungla8 de Montaña
  • 40 Navegadores (10 de cada color: amarillo, verde, rojo y azul) (de plástico)
  • 5 Víboras Marinas (de madera)
  • 6 Tiburones (de madera)
  • 5 Ballenas (de madera)
  • 12 Navíos (de madera)
  • Dado de Criaturas (de baquelita)
  • Reglamento

Contenido

Mecánica

The Island es un juego primordialmente de información segrega, en el que nuestros navegadores van a tener un preciso valor y también intentaremos poner seguro a, cuando menos, los más importantes. Mas los navegadores se ponen al principio de la partida y ahora no se regresa a ver su valor hasta el desenlace. En el avance, cada jugador tiene un número preciso de movimientos para llevar a cabo seguir a sus navegadores, mientras que la isla se hunde de a poco hasta el momento en que el volcán entra en erupción.

Conceptos Básicos

El Tablero muestra una predisposición en casillas hexagonales, todas y cada una con agua de fondo. La única salvedad son las esquinas del tablero, donde están las 4 islas a los que los navegadores tienen que llegar. Complementariamente, en el tablero están 5 casillas con símbolos de Serpiente Marina, siendo estas el punto de inicio de los mentados monstruos.

Las Losas formarán la isla al principio de la partida. Hay tres géneros de losas de lote: Playa, Jungla y Montaña. La única distingue, aparte del género de lote, es el espesor de la losa, siendo el de la playa el menor y el de la montaña el más grande (para hacer una isla en relieve). Por el otro lado, las losas tienen dentro acciones y acontecimientos. Si el borde es rojo es una losa de acción (que va a poder ser usada por el jugador que la robe), en tanto que si el borde es verde es una losa de acontecimiento que se resolverá instantaneamente siendo robada.

Tipos de Terreno

Los navegadores son la clave de la partida, ahora que en la base tienen dentro un número representativo de su valor de cara a la puntuación final. El valor de los navegadores unicamente se va a poder averiguar al principio de la partida. Una vez se ponga sobre la isla, el valor continuará en misterio hasta el desenlace de la partida, con independencia de si el explorador fué devorado por alguna criatura o bien logró salvarse en ciertas 4 islas. Los navegadores, por su parte, tienen la posibilidad de hallarse en tres sitios diferentes a lo largo de la partida (toda vez que prosigan con vida):

  • En la isla, sobre algún losa de lote.
  • En el mar, transformándose en bañistas.
  • En un bote.

Exploradores

Lo más esencial es entender que cuando un explorador deja la isla (ahora sea en un bote o bien nadando) ahora no va a poder regresar a , aunque si va a poder subirse a un bote (aunque esto constará como un movimiento).

Los botes son áreas móviles inteligentes que aceptan mover a numerosos navegadores con un único punto de movimiento. El jugador con la aptitud para desplazar el barco va a depender de los navegadores que lo ocupen:

  • Si un jugador tiene mayoría de navegadores en el bote, únicamente el va a poder moverlo.
  • Si numerosos players están empatados en el número de navegadores en un bote (2 o bien 3 players tienen 1 explorador), todos van a poder desplazar el barco.
  • Si un bote está vacío, este va a poder ser movido por algún jugador.

Botes

Por último poseemos a las Criaturas. Hay tres tipos:

  • Tiburón: se comen a los navegadores que estén en una casilla de mar a la que llegue el tiburón
  • Ballena: rompe los barbos que estén en una casilla de mar a la que llegue la ballena
  • Serpiente Marina: rompe los botes y devora a los navegadores que estén en la casilla de mar a la que acceda.

ths_island_criaturas

Y con esto ahora poseemos bastante

Preparación de la Partida

  1. Se despliega el tablero y se ponen las cinco Víboras Marinas en las casillas indicadas (una en el centro y las otras 4 con las islas de los extremos).
  2. Se intercalan las losas de lote bocabajo y se ponen de forma aleatoria sobre la región acotada del tablero.
  3. Cada jugador recibe sus 10 navegadores y 2 botes
  4. Se disponen cerca del tablero el resto de botes de este modo como los tiburones y las ballenas.
  5. Se establece el jugador inicial. Desde y siguiendo el sentido de las agujas del reloj, cada jugador pondrá uno de sus navegadores en una losa desocupada de la isla.
  6. Una vez se han puesto todos y cada uno de los navegadores, otra vez, empezando por el jugador inicial y siguiendo en sentido de las agujas del reloj, cada jugador ubica uno de sus dos botes en algún casilla vacía de mar del tablero.

Y ahora nos encontramos completados para empezar.

Partida preparada para cuatro jugadores

Avance de la Partida

Una partida a The Island dura un número impreciso de turnos (aunque como máximo el número de losas que hay en el tablero). Comenzando por el jugador inicial y siguiendo en el sentido de las agujas del reloj, cada jugador efectuará los próximos pasos:

  1. Si tiene una o bien numerosas losas de acción en su poder, este es el instante de jugar una de y utilizar su efecto. Después, la losa se desecha.
  2. Se procede al movimiento de los navegadores. Cada jugador tiene 3 puntos de movimiento, a repartir como quiera entre los navegadores. Es considerable acordarse que, en relación un explorador se transforma en nadador, solo va a poder hacer un movimiento por turno (no va a poder usar los tres puntos de movimiento). Si un explorador brinca al agua, se va a contar como que se ejecuta como nadador, por lo cual no podría hacer otro movimiento.Un explorador que abandone la isla no va a poder regresar a .Subirse a una barca que ahora se encontrara sobre el tablero cuesta un punto de movimiento. Y dicho punto de movimiento es el que puede gastar el nadador en un turno. Dicho de otro modo, para subirse a un bote, el nadador no probablemente halla hecho ningún movimiento previo, oséa, que debe hallarse en exactamente la misma casilla que el bote.
  3. Se toma una losa de lote de la isla. Primero va a haber que tomar las losas de playa, después las de jungla y, por último las de montaña. Los navegadores que se encontraran sobre la losa se transforman en bañistas. El jugador mira la losa en misterio:Si es de acción/reacción (borde rojo) se la queda sin descubrir.Si es de acontecimiento (borde verde) se revela y se soluciona instantaneamente.
  4. Se arroja el dado de criaturas. Dependiendo de la cara final (ballena, tiburón o bien serpiente marina) el jugador va a poder usar los puntos de movimientos socios a esa criatura (ballena: hasta 3 puntos de movimiento; tiburón: hasta 2 puntos de movimiento; serpiente marina: hasta 1 punto de movimiento). Si alguna criatura, en su movimiento, interactuase con navegadores y/o bien botes, concluirá en tal casilla su movimiento en el instante.

Dado de Criaturas

Los efectos de las losas son los próximos:

  • Losas de Acción (borde Rojo):Delfín: un delfín asiste para un explorador en el agua. Se puede mover un nadador hasta 3 casillas en el agua.Viento Conveniente: facilita mover un bote bajo el control del jugador hasta 3 casillas.Movimiento de Serpiente Marina: facilita mover una serpiente marina a algún casilla de mar desocupadaMovimiento de Tiburón: facilita mover a un tiburón a algún casilla de mar desocupadaMovimiento de Ballena: facilita mover a una ballena a algún casilla de mar desocupada.
  • Losas de Reacción (cruz y borde rojo)Remover Tiburón: en el momento en que un jugador desplaza un tiburón a una casilla donde uno de nuestros navegadores se vea perjudicado, se puede descartar esta losa para remover al tiburón, dejando a los bañistas de la casilla exactamente en el mismo sitio.Remover Ballena: en el momento en que un jugador desplaza una ballena una casilla donde un bote en el que poseemos navegadores, se puede descartar esta losa para remover a la ballena, dejando el bote con los navegadores exactamente en el mismo sitio
  • Losas de Acontecimiento (borde Verde)Tiburón: hace aparición en la casilla donde se encontraba la losa un tiburónBallena: hace aparición en la casilla donde se encontraba la losa una ballenaBote: hace aparición en la casilla donde se encontraba la losa un boteTorbellino: descarta todos y cada uno de los elementos que estén en ciertas casillas de mar lindantes a aquella donde estaba la losa (los navegadores que estén en losas de tierra lindantes a la casilla donde se reveló el torbellino no se aprecian damnificados).Volcán: concluye la partida

Losetas de Acción/Evento

Fin de la Partida

La partida concluye en el instante en el que la losa del volcán es revelada. En ese instante los players hacen el recuento de cuantos puntos les dan todos sus navegadores salvados. El ganador será el jugador con más puntos.

Variedades

Nuestro reglamento tiene dentro algunas variedades para ofrecerle más emoción a las partidas:

  • Mucha población: se tienen la posibilidad de ubicar hasta dos navegadores en losa que no se hallen en el borde de la isla. En estas unicamente se va a poder ubicar un explorador.
  • ¡No dejes a nadie atrás!: la losa de volcán se juega tal y como si fuera un torbellino. La partida no concluye hasta el momento en que no queden navegadores en las casillas (ahora sea porque han fallecido o bien porque se han salvado)
  • ¡Todos somos iguales!: el ganador es el jugador que más navegadores haya salvado, con independencia de su valor.
  • ¡La Atlántida ha desaparecido!: la partida concluye en el instante en el que se revela la última losa. Si hace aparición el volcán, hay que jugar tal y como si fuera un torbellino.

Además, es viable hallar tres miniexpansiones que amplían la vivencia de juego:

  • 5-6 Players: tiene dentro navegadores a fin de que logren jugar hasta 6 players
  • Calamares Colosales: tiene dentro los calamares colosales, que entran en juego al unísono que las ballenas y tienen la posibilidad de agredir a los navegadores que estén en tierra desde el agua
  • Delfines: La losa de delfín introduce un delfín en juego, que facilita mover a los bañistas más rápidamente por el agua.

Opinión Personal

Bueno, hoy nos encontramos frente uno de esos juegos que se convirtieron en un tradicional como puerta de entrada al mundillo de los juegos familiares. Es cierto que no posee tanto renombre como ¡Aventureros al Tren! o bien Los Colonos de Catan, mas este The Island es un juego con solera y considerablemente más obsoleto. Con un pequeño lavado de cara, ahora ha cumplido más de 30 años. Pocos juegos modernos tienen la posibilidad de alardear de similar longevidad y sostener una manera envidiable. Mas, ¿verdaderamente es tan buen juego? Veámoslo.

Si por algo recalca The Island sobre los juegos introductorios previamente convocados es por su nivel de interacción y, por qué razón no decirlo, diversión. En tanto que otros juegos que sirven de trampolín a la afición son Eurogames de libro (duración ajustada, sin eliminación, interacción achicada a la mínima expresión, tema aproximadamente pegado), el juego que nos ocupa se distancia sutilmente de estos conceptos para brindarnos una vivencia enormemente usable entre los players. Si alguien nos preguntase de que va el juego, podríamos explicarlo con unos cuantos oraciones hechas: ¡Sálvese quien logre! y ¡Mariquita el último!

De forma indirecta, el tener que intentar socorrer al límite número viable de navegadores de nuestro color nos forzará, por la mecánica de juego, a tener que escoger a algún contrincante al que fastidiar, ahora que la isla debe hundirse, y sobre las losas acostumbran hallarse navegadores de otros players (porque aquellas en las que están los nuestros ni se nos sucede tocarlas). Es aquí en el momento en que enserio empieza la diversión. ¿Conocéis eso de “la venganza se sirve en frio”? Ya que en este juego no otorga tiempo ni a que se temple. En el instante que alguno de nuestros navegadores sea lanzado al mar inmisericordemente empezará una cadena de vendettas en las que los players procurarán fastidiarse lo máximo. Y todo lo mencionado mientras que procuramos socorrer a nuestros pobres navegadores.

Como ahora habéis visto, lo de lanzarse al agua verdaderamente es el menor de nuestros inconvenientes, ahora que los genuinos riesgos llegan nadando. Eso sí que causa satisfacción. Ver como un tiburón se zampa a bastantes navegadores, o bien como una ballena se transporta por enfrente a ese bote que tan cerca de la isla se encontraba llena de navegadores que no son de nuestro color. Desde luego, la máxima satisfacción la nos llega en el momento en que conseguimos llevar a cabo un combo con una hermosa Serpiente Marina, arramblando con todo, devorando navegadores y destruyendo botes.

¡Sálvese quien pueda!

En verdad, en más de una ocasión estas venganzas instantáneas van a hacer que no tomemos las superiores elecciones para nuestros navegadores. Mas es ineludible saldar las deudas recién adquiridas. Aquí lo de poner la mejilla no es lo frecuente. Ojo por ojo, diente por diente, explorador por explorador.

Esto proporciona pie al rápido ingrediente colaborativo del juego, que son los botes. Jamás está de sobra intentar colar un explorador apreciado en un bote controlado por otro jugador, que nos transporte con comodidad hasta ciertas islas. Aunque si el contrincante que controla la embarcación sospecha que el polizón es un pez gordito, indudablemente no vacilará en sacrificar a sus navegadores (principalmente si no tienen consideración).

Además se crea una activa de intentar engatusar al jugador en turno a fin de que fastidia a otros oponentes, tratando por una parte evitar un ataque directo, de esta forma como intentar que ese jugador que pensamos que va a la cabeza sea frenado en seco.

Como tiende a ser recurrente en esta clase de juegos con una carga anárquica considerable, tener un cierto control de la partida es casi irrealizable. Es preferible vivir cada día y también intentar mejorar nuestro turno al límite, ya que la próxima vez que nos toque la situación en el tablero puede ser totalmente diferente. Por supuesto hay que dejarse llevar por este maremagno incontrolable para entretenerse. De esta forma que precaución con los fanaticos del análisis absoluto. Más que nada porque, ahora de entrada, acordarse los valores de nuestros navegadores es algo cansado difícil. Indudablemente tendremos la posibilidad de proseguirle la pista a los 3 más importantes, mas poco más. Aunque siempre hay alguno con memoria fotográfica. En este juego es una virtud.

La mecánica de juego, además, sostiene un nivel de tensión alto, porque en todos y cada turno hay dos sorpresas. Por una parte, la losa revelada, que puede ser buena o bien mala para los navegadores que sobre estaban. Es espectacular ver la cara del jugador en turno en el momento en que piensa que va a provocar estragos y se muestre un bote. Lo mismo con el dado de criaturas. Este es el instante de sobra azar del juego, aunque es dependiente bastante de la situación en el tablero de las fichas que representan a los monstruos que avizoran bajo las olas.

Mas no todo será caos y destrucción. Las losas de acción son el as en la manga que los players tienen la posibilidad de usar en instantes clave para decantar la partida a favor suyo. Por supuesto, recibir losas atrayentes además es dependiente de la fortuna, mas pienso que, como en el futbol, en el final de la partida lo que la dama fortuna te quita en unos instantes, te lo otorga en otros.

La rejugabilidad es la recurrente en esta clase de juegos. Una distribución azarosa de las losas sobre la isla que facilita que cada partida tenga un gusto distinto, fundamentalmente dependiendo del orden en el que van surgiendo, más que nada, las criaturas marinas, ahora que si estas no entran próximamente en juego, la partida puede estar un poco descafeinada. Además agregan su cuota de diversidad las selecciones de los players en el momento de ingresar sus navegadores en el tablero. Unas ocasiones preferirías poner en la costa a los más importantes para intentar salvarlos lo antes posible. Otras intentaras esconderlos un tanto a fin de que no llamen la atención. Mas en el final cada partida es un planeta y jamás sabes cómo deberías haber jugado para haber conseguido la victoria.

Entre los puntos enclenques del juego es su escalabilidad. Es verdad que en la caja pone de 2 a 4 players, mas como verdaderamente se goza es a 4. Con 3 es jugable, mas a 2 es poco entretenido y falto de interés. En verdad, es casi infaltante hacerse con las extensiones para gozar de partidas aún superiores, ahora que los calamares, los delfines y, más que nada, los navegadores para un 5 y 6 players lo transforman en un grandioso familiar. En el momento en que pruebas el juego con no puedes abarcar como no están dentro de serie. Con el juego se transforma en prácticamente infaltante.

Otro aspecto a tomar en cuenta es el tema del Análisis-Parálisis. Como frecuenta pasar con esta clase de juegos, como Vineta o bien el más reciente Colt Express, se necesita un cierto ritmo para gozar de la partida. En el instante que un jugador se lo piense más de la cuenta, se corta el buen rollo y la frustración y el aburrimiento tienen la posibilidad de llevar a cabo acto de aparición.

Detalle de partida en juego

Charlemos de la edición. Como he dicho, dispongo de la edición 30 aniversario que distribuye Asmodee en este país. Como es de aguardar, calidad excepcional. Los elementos de cartón son excelentes, fundamentalmente las losas, las que tienen distinto espesor dependiendo del género de lote que hagan ver. Rara vez vais a haber visto un cartón del espesor de las losas de montaña. Los elementos de madera además son espectaculares y le proporcionan un encanto particular al juego. La serpiente marina es mi preferida. Lo que menos me agrada es la utilización del plástico para los navegadores, aunque es legible por el tema de la numeración, que viene grabada en la base. Mención además merece el introduzco, que justifica completamente el tamaño de la caja. Todo queda muy bien recogido y encajado. Y el reglamento está bastante claro (es bien difícil que en juegos de esta clase el libro de normas sea algo a poner énfasis de forma negativa).

Con respecto al trabajo de David Ausloos, donde más se aprecia es, desde luego, en la primera plana, que es un leal reflejo de lo que nos marchamos a hallar en el interior. Atractiva y con colores muy vivos. No obstante, la utilización de texturas subjetivamente básicas para las losas de isla baja un punto el nivel. Por suerte el anverso (donde vienen las losas de acción o bien acontecimiento) si fueron tratadas con más mimo. Afirmaría que un acabado aceptable.

Y vamos cerrando. The Island es uno de esos juegos familiares anárquicos que frecuenta agradar tanto a players eventuales como esos con más vivencia en el mundillo. Formidablemente entretenido, con un nivel de interacción sobre el recurrente y con un nivel de producción increíble. Jamás rechazaría una partida. Eso sí, si les encanta el control o bien llegar a 4 players es algo difícil en tu ámbito, este título no es para nosotros. Mas si estos dos causantes no son un inconveniente, nos encontramos frente a un grandioso juego. Por todo ello le doy un…

Notable

Si te fué útil lo que has leído

¡Ayúdame a sostener el weblog!