Saltar al contenido

The Secret of Monte Cristo

Introducción

El joven y exitoso empresario Edmundo Dantés regresa en barco a Marsella para casarse con su novia. Mas en el momento en que llega allí se le acusa de un delito que no ha cometido. Sin siquiera un juicio, próximamente será encerrado como preso en las cárceles del legendario Castillo de If. A lo largo de su detención, se entera de la presencia de un tesoro de valor incalculable, que está sepultado en la isla de Monte Cristo. Tras una triunfadora fuga de su prisión, logra llegar a la isla y hallar el tesoro. Desde entonces, contando con una enorme fortuna, comienza su campaña de venganza. Una vez que al fin encontró la paz, se embarca hacia un espacio enigmático y irreconocible para hallar consuelo y amor. Diríase que el conde de Montecristo ha escondido gran parte de sus activos en las cárceles del Castillo de If. Varios aventureros de Marsella se han embarcado en un bote de remos sendero del castillo, con la promesa de hallar muchos bienes como resulte posible.

Portada

De esta forma se nos muestra este The Secret of Monte Cristo, un juego diseñado por Converses Chevallier (Sultaniya o bien Abyss, con Bruno Cathala) y Arnaud Urbon (Utopia o bien Khronos, los dos con Ludovic Vialla). Anunciado en 2011 conjuntamente por Filosofia Édition en francés, Z-Man Games en inglés, eggertspiele en alemán y Lautapelit en idiomas escandinavos. De las ilustraciones se ocupa el enorme Michael Menzel, responsable de maravillas como Stone Age, Las Leyendas de Andor o bien Royal Palace.

No está editado en este país, aunque es totalmente sin dependencia del idioma (a salvedad del reglamento). Facilita partidas de 2 a 4 players, con una edad mínima sugerida de 8 años y una duración aproximada de 60 minutos. El coste de adquisición sugerido es de 46,95 €. Para esta reseña se ha usado la edición en alemán de eggertspiele.

Contraportada

Sustancial: si ahora conoces el juego y/o bien solo te resulta interesante mi opinión sobre exactamente el mismo, puedes pasar de manera directa al apartado de Opinión. Los apartados Contenido y Mecánica están premeditados fundamentalmente a esos que desconocen el juego y eligen hacerse un concepto general de cómo trabaja.

Proceder a la Opinión Personal

Contenido

En una caja de cartón de dos piezas (tapa y fondo), de dimensiones 29,7×29,7×7,1 cm. (caja cuadrada de Eurogame estándar tipo Ticket to Ride), estamos con los próximos elementos:

  • Tablero de Juego (de cartón)
  • Slider (de cartón)
  • 36 Buscadores web (9 en todos y cada color: amarillo, rojo, verde y azul) (de madera)
  • 4 Discos marcadores (uno en todos y cada color: amarillo, rojo, verde y azul) (de madera)
  • 30 Cartas de Bolsas (56×87 mm.)
  • 20 Bolas (6 rojas, 6 azules, 4 amarillas y 4 verdes) (de cristal)
  • 30 Bienes (6 de cada tipo) (de cartón)
  • 5 Marcadores de Valor de Bienes (de plástico)
  • Bolsa de Lona
  • Reglamento

Contenido

Mecánica

The Secret of Monte Cristo es un juego en el que nos meteremos en la piel de entre los cazadores de bienes deseando de hallar una fortuna en los calabozos del Castillo de If. Los players van a ir poniendo motores de búsqueda en las diferentes cárceles y realizando acopio de bolsas para, en el momento en que se desencadene una etapa de bienes, poder hacerse con el más grande botín viable. Mayorías y un original sistema de orden de turno son sus elementos más propios.

Conceptos Básicos

Comencemos con el Tablero. Estamos con un habitual tablero de Menzel en el que poseemos una ilustración de fondo sobre la que se ponen marcas para los diferentes conceptos:

  • En la parte de arriba izquierda podemos encontrar 4 Acciones de Bonificación con 4 espacios
  • En la esquina superior derecha hace aparición Marsella a lo lejos, espacio que servirá como reserva de Cazadores de bienes.
  • En la parte central podemos encontrar el Castillo de If, donde se aprecian 6 columnas de situaciones y, a la vera de estas, un espacio circular dividido en 4 porciones para ir situando los bienes.
  • En la banda derecha podemos encontrar un pequeño track para el valor de los bienes.
  • Bajo este una región para ubicar el mazo de cartas de bolsas y los descartes
  • Al final, en la banda inferior, un marcador de puntuación que va desde 0 a 50.

Tablero

El elemento de control primordial de los players van a ser los Cazadores de Bienes. Estos se emplearán para ocupar los espacios de las diferentes cárceles, en las que se lograrán los bienes que darán puntos de victoria. Cada jugador dispondrá, en conjunto, de 9 cazadores de bienes, que van a poder estar en la reserva general (Marsella), en la reserva personal o bien en el tablero. Para lograr ingresar al tablero, un cazador va a deber estar en la reserva personal.

Cazadores de Tesoros y Marcador de Puntos de Victoria

Los Bienes van a ser el propósito de los players. Estos van a ir mostrándose cada ronda en tandas de tres, los que se van a ir situando en las diferentes cárceles. Hay cinco tipos diferentes de bienes: oro (amarillo), rubíes (rojo), zafiros (azul), esmeraldas (verde) y diamantes (blanco). Por su parte, todas estas fichas tiene la posibilidad de tener un valor comprendido entre 1 y 3. Hay 2 fichas de cada valor para cada género de tesoro. Cada mazmorra puede albergar hasta 4 bienes. En el instante que una mazmorra tiene dentro este número de fichas, se disparará una etapa de reparto del botín, llamada Ronda de Evaluación. En este punto, se va a tener presente, antes que nada, la mayor parte de cazadores de cada jugador y, en el caso de empate, el orden de colocación. Los bienes se muestran de manera azarosa, siendo tomados de la bolsa de lona.

Fichas de Tesoro

Por otro lado poseemos las Bolsas para lograr transportar los bienes desde el Castillo hasta Marsella. Se representan por medio de las cartas. En el momento de atrapar los bienes, un jugador va a deber tener bastante espacio en sus bolsas para tomar las fichas. Las bolsas se van a poder agrupar como sea favorable, mas los bienes son indivisibles. Estas, de la misma manera que los bienes, tienen la posibilidad de ser de cinco colores diferentes (amarillo, rojo, azul, verde y blanco), y cada carta puede contener de 1 a 3 bolsas. Hay 2 cartas para cada color y para cada número de bolsas. Complementariamente, estas cartas detallan una ilustración del castillo con un número de cazadores de bienes (otra vez, de 1 a 3). El número de cazadores que hace aparición en la carta es contrario al número de bolsas en exactamente la misma. Oséa, que las cartas con 1 bolsa detallan 3 cazadores, las de 2 bolsas 2 cazadores y las de 3 bolsas un único cazador. Por último, el reverso de las cartas exhibe una barca con una bolsa de cada color. Esta cara va a funcionar como comodín para los colores, aunque solo va a tener aptitud para un tesoro. Señalar que hay un límite máximo de 7 cartas de bolsas que un jugador va a poder tener en juego.

Tipos de Cartas de Bolsa

Una vez apresados, los bienes van a tener una equivalencia en Puntos de Victoria, que corresponden con el valor de cada género de tesoro según el track de valores. Cada género de tesoro dará una cierta proporción de puntos por cada unidad de ese género de tesoro que capturemos en un instante particular. Los valores van a poder ser editados en el avance de la partida.

Gemas de Valor

Las Acciones de Bonificación son acciones destacables que un jugador puede encender en un preciso instante poniendo un cazador en . Todas estas acciones tiene 4 espacios, uno para cada jugador, de manera que, mientras que un cazador de un jugador continúe en una acción de bonificación específica, esta no va a poder ser activada otra vez por ese jugador. Los cazadores de las acciones de bonificación de retiran en la Ronda de Evaluación.

Por último, el elemento más interesante del juego: el Slider de Bolas. Será motor primordial de la partida. Este aparato tiene 4 railes que corresponden con las 4 acciones que se llevan acabo en todos y cada ronda. Los players dispondrán de una secuencia de bolas en estos railes, de manera que, en todos y cada ronda, el jugador que efectuará la acción será aquel cuya bola esté más abajo en la columna.

Deslizador y Marcador de Acción

Y con esto ahora poseemos bastante.

Preparación de la Partida

  1. Se despliega el tablero en el centro de la mesa.
  2. Se ubica al costado el slider y se ubica el marcador de acción en el primer espacio.
  3. Se introducen en la bolsa todas y cada una de las bolas:En partidas de 3/4 players, se introducen 4 bolas del color del jugador en la bolsa.En partidas de 2 players se introducen las 6 bolas rojas y las 6 bolas azules.
  4. Se agitan y se ponen en el slider:En partidas de 4 players hay que ubicar 4 bolas por rail.En partidas de 2/3 players hay que ubicar 3 bolas por rail.
  5. Los players reciben dos cazadores de su color. El resto se ponen en la esquina del tablero donde se representa Marsella.
  6. Se ubica un disco de cada jugador en la situación 0 del marcador de puntos.
  7. Se meten en la bolsa las cinco gemas y se sacan de manera aleatoria colocándolas en el track de valor de bienes.
  8. Se bajara el mazo de cartas de bolsas y se ubica bocabajo en el espacio designado en el tablero.
  9. Se introducen todas y cada una de las fichas de tesoro en la bolsa y se saca una para cada mazmorra.

¡Y ahora tenemos la posibilidad de empezar!

Partida preparada para cuatro jugadores

Avance de la Partida

Una partida a The Secret of Monte Cristo se lleva a cabo durante un número impreciso de rondas hasta el momento en que se cumple la condición de finalización.

Cada ronda se compone de 4 acciones que siempre se realizan en exactamente el mismo orden. Para cada acción se considerará como jugador en turno a aquel cuya bola se halle en la situación inferior del rail en el momento de realizar exactamente la misma. Tras hacerla, el jugador va a tomar esta bola y la pondrá en el final de alguno de los tres railes, oséa, que no puede regresar a ponerse en el raíl en el que se encontraba.

Deslizador

Las acciones son:

  1. Recursos. El jugador activo birla del mazo de cartas de bolsa tantas cartas como players haya en la partida. Ahora, escoge entre las cartas que ubica bocarriba en su región y pasa el resto al jugador de su izquierda. Este va a hacer lo mismo y, de este modo, hasta el momento en que todos hayan tomado una carta. Como afirmamos antes, hay un máximo de 7 cartas de bolsas que un jugador tiene la posibilidad de tener encima de la mesa. En el caso de recibir una exclusiva carta, deberá descartarse de alguna (que puede ser la que termina de recibir). Caso de que el mazo de cartas se agote, se barajará la pila de descartes para conformar un nuevo mazo. Complementariamente, cada jugador va a tomar de Marsella muchos Cazadores de Bienes como señale la carta que tomó y los pondrá en su reserva personal.
  2. Cazadores de Bienes. El jugador en turno va a poder ubicar hasta tres Cazadores de Bienes en las diferentes cárceles. No obstante, solo va a poder usar uno de esos Cazadores en entre las Acciones de Bonificación. Cuando el jugador en turno haya puesto sus cazadores, el resto de players, continuando en sentido horario, va a poder ubicar entre los cazadores de su reserva personal, que además va a poder ser puesto en una Acción de Bonificación. Todas estas Acciones de Bonificación solo va a poder ser usada una vez por cada jugador hasta el momento en que se retiren los cazadores de exactamente las mismas. Las Acciones de Bonificación son:Anotar 2 Puntos de Victoria. El jugador anota 2 Puntos de Victoria en el marcador.Tomar una Bolsa Comodín. Para eso va a coger la próxima carta del mazo mas la sostendrá bocabajo, exponiendo el reverso de la carta, de forma que va a funcionar por una bolsa de algún color.Desembarco. El jugador toma 3 Cazadores de Bienes de su color en Marsella y los ubica en su reserva personal.Refuerzos en las Cárceles. El jugador puede ubicar hasta 2 Cazadores de Bienes en las cárceles del castillo, mas no en las acciones de bonificación.
  3. Cofre del Tesoro. El jugador en turno va a sacar de la bolsa tres fichas de tesoro que distribuirá en tres cárceles diferentes. Si se agotasen las fichas de tesoro en la bolsa, se reintroducirán todas y cada una de las fichas evaluadas que están bocabajo al lado del tablero. Si ciertas cárceles completase su espacio para bienes (oséa, hay 4 fichas de tesoro completando un círculo), se procede a realizar una Ronda de Evaluación, que radica en los próximos pasos:Agarrar Bienes. En todos y cada mazmorra se valora el orden de obtenida. El primer jugador será el que más cazadores tenga en la mazmorra. En el caso de empate, el que tenga un cazador ubicado más arriba en la fila de cazadores. Este jugador va a poder tomar tantas fichas de tesoro de la mazmorra como logre/desee. Por cada ficha de tesoro voy a deber usar entre los cazadores en la mazmorra y tener espacio bastante en las bolsas del color correspondiente. Por cada ficha de tesoro obtenida, el jugador va a deber sacar los cazadores de bienes usados (que vuelven a Marsella), y descartará las cartas de bolsa usadas. Las cartas de bolsa se tienen la posibilidad de agrupar para agarrar una única ficha de tesoro o bien una carta de bolsa de más grande aptitud puede ser usada para numerosas fichas de tesoro.Valoración de los Bienes. Ahora los players anotan puntos de victoria en función de los bienes recogidos y del valor de hoy de estos. Por cada ficha de tesoro, un jugador anotará muchos puntos como el valor correcto en la ficha multiplicado por el valor en el marcador de la gema con el color coincidente. Las fichas de tesoro evaluadas se ponen bocabajo al lado del tablero.Cuidado:Si aún quedan cazadores en las cárceles, estos son alejados a las situaciones superiores.Si una mazmorra aún tiene dentro 4 bienes, estos son descartados, colocandolos bocabajo a un lado del tablero.Todos y cada uno de los cazadores ubicados en las acciones de bonificación son devueltos a Marsella.Comprobación de Final de Partida. Si ciertos players alcanzó o bien sobrepasado los 40 puntos, la partida concluye justo ahora mismo.
  4. Reorganización. El jugador activo va a poder escoger una de estas configuraciones:Mover una o bien dos situaciones hacia abajo una de sus bolas (empujando el resto hacia arriba).Mover una o bien dos situaciones hacia arriba una gema de valor de bienes (empujando el resto hacia abajo).

Tras esto, se regresa a ubicar el marcador de acción en la primera de en el slider y empieza una exclusiva ronda.

Todas las Cartas de Bolsa

Fin de la Partida

La partida concluye tras la Ronda de Evaluación donde cuando menos entre los players alcanzó o bien sobrepasado los 40 puntos. El ganador será el jugador con más puntos de victoria. En el caso de empate, el ganador será el jugador que más cazadores sostenga en las cárceles.

Opinión Personal

Bueno, hoy examinamos uno de esos juegos que, aparentemente, lo tienen todo para ser un pelotazo (jamás explicado de otra forma). Si no conocíais el juego y les habéis leído el punto previo, lo más seguro es que en este preciso momento estéis con las orejas rígidas aguardando leer el veredicto. Más de uno va a correr scroll hacia abajo para autochafarse la sorpresa, mas seguramente determinados gozarán de la parrafada que viene ahora. Vamos al lio.

Lo primero que uno piensa en el momento en que le comentan el juego es que nos encontramos enfrente de una joya del diseño que, de manera inexplicable, está hundido en el top de la BGG. ¿Cómo es viable? ¿Mala distribución? ¿Escasas esperanzas? Algo no cuadra.

Mas, en el momento en que empezamos a divertirse, nos percatamos de eso que no acaba de cuadrar y que ha culpado a este interesante juego al ostracismo. Y no es otra cosa que, exactamente, su elemento más original: el slider.

Vamos a hablar de después en el “parrafito” que le suelo dedicar a la edición, mas es indiscutible que, en el momento en que abrimos la caja, los ojos nos hacen chiribitas al contemplar entre los elementos más interesantes que nos logramos hallar en el planeta de los juegos familiares. Una suerte de atril en el que vamos a ir poniendo unas bolas de cristal. Estas, por obra y felicidad de la gravedad, tenderán a moverse abajo, marcando un orden de turno para todas las acciones que compone una ronda. Una vez ejecutada, el jugador dueño de la bola escoge a que fila va.

Detalle del tablero en juego

Ya que esto que se ve tan simple, lindo y original, es lo que impide gozar de la vivencia. Siempre que una bola es puesta en el final de un rail, lo más habitual es que en el susodicho ahora esté presente un mínimo de tres bolas. Por consiguiente, esa colocación la hacemos de cara a gozar de la acción correspondiente en 3-4 rondas. Luego, nos encontramos tratando planificar a un muy largo período. ¿Que hace esto? Que sea prácticamente irrealizable hacerse un esquema menta en el momento de ordenar las bolas.

Es verdad que, con algo de práctica, los players tenderán a ver las rondas como filas de 4 bolas en horizontal, y valorarán exactamente en qué columna es conveniente ubicar para no llevarnos una ronda viendo como el resto deciden lo que pasa en el tablero. Y siempre nos va a quedar la última columna que facilita accionar de manera directa sobre los rieles (o bien los valores de los bienes).

Aun de este modo, todo queda bastante difuso. Muy abstracto y frio. Algún juego de Stefan Feld que venga a vuestra cabeza es una cálida mañana de verano en comparación con este sistema.

Mas esto no es lo malo. La inquietud se apoderará de en el momento en que, a todo este tinglado, le debamos añadir la administración de los elementos que si influyen de manera directa sobre el resultado de la partida. O sea: cazadores, bolsas, bienes y sus valores. La sensación de que todo va ocurriendo de manera azarosa va a estar ahí presente a lo largo de toda la partida. De esta forma, el juego resulta de lo pero poco entretenido de todo el mundo.

Olvidándonos del tema del slider, el resto del juego recuerda bastante a, ahora que hablamos de , un juego del Dios Eurogamer: The Speicherstadt. Precaución, recuerda en determinados puntos, que no en el eje primordial del juego. En los dos juegos poseemos distintas ubicaciones en las que iremos a ir realizando cola con nuestros meeples, desearemos completar unos pedidos (bolsas de bienes) con unas fichas accesibles en el tablero, las que solo van a poder tomar esos que estén en la cola y tengan mayoría o bien estén en las primeras situaciones.

Recogiendo tesoros

Mas, en tanto que el juego del diseñador alemán si trabaja bien (con el numero correcto de players), The Secret de Monte Cristo no llega a arrancar. Y da lo mismo cuantas cabezas pensantes estén sentadas a la mesa, ahora que otro de los enormes inconvenientes del diseño es su escalabilidad. A dos players el desfase temporal que piensa el slider se transforma en controlable, mas el juego hace aguas con las mayorías, dejando de ser entretenido. Y con 4 o bien tres players las mayorías trabajan, mas el slider solo nos dará quebraderos de cabeza.

Si hemos superado el trauma y decidimos ofrecerle numerosas partidas a este título, o bien sencillamente lo comprendemos como un diversión con un nivel de caos considerable, hay que decir que la rejugabilidad no es que sea uno de sus fuertes. Al estar bastante basado en la administración del orden de turno, las experiencias entre partidas van a ser muy semejantes, por lo cual, posiblemente, salga poco a mesa y se queme veloz.

Charlemos de la edición. Como he comentado, un juego espectacular en este aspecto. Las bolas de cristal (canicas de siempre), nos van a tener amenos un largo tiempo mientras que elaboramos el juego. Si somos como urracas. Nos ponen algo refulgente por enfrente y ahora no tenemos la posibilidad de prestar atención a otra cosa. El resto de elementos cumplen. Cartón de calidad, cartas de buen gramaje. Todo contenido en una caja con un introduzco correcto a exactamente los mismos, de manera que el slider queda guardado sin riesgo de estropearse. El reglamento viene apropiadamente bien explicado, aunque es verdad que no son más que 4 páginas.

Ahora sabéis que Michel Menzel pertence a los ilustradores que más me agradan. Ese estilo que tiene en el que se ve que primero nos pinta un cuadro y después lo usa como base para ubicar los distintos elementos del juego es alucinante. Por otro lado, el magnífico cuadro que plasmó en el tablero eclipsa a los elementos, que son pocos y pequeños, de manera que el tablero a lo largo de la partida queda muy despoblado. Quizás habría sido favorable un tablero más achicado para no ofrecer esta impresión, mas esto no es culpa de Menzel. Como guinda al magnífico trabajo, una portada muy interesante que va a haber tenido la culpa de muchas ventas.

Detalle del deslizador

Y vamos cerrando. The Secret of Monte Cristo es, como afirmaba al principio, uno de esos juegos que tiene todos y cada uno de los elementos para ser un plato digno de menú de lugar de comidas con estrellas Michelin: mecánica original combinada con mecánicas conocidas, enorme edición con materiales de enorme calidad (con editoriales de peso detrás), ambientación de un libro popular y un aspecto grafico obra del enorme Menzel insuperable. Mas, lamentablemente, el resultado final no es el aguardado. El eje primordial del juego se enfoca en esa administración del orden de turno a muy film período que resulta muy incontrolable, a la par que poco entretenido. Y como juego táctico no divierte. Además no escala bien por lo contradictorio de sus dos mecánicas primordiales: la administración del slider es controlable a dos players, mas la mecánica de mayorías necesita 4 o bien, como máximo, tres. Por todo ello le doy un…

Suspenso

Si te fué útil lo que has leído

¡Ayúdame a sostener el weblog!